Morconsaurio

por Gabriel Castaño 6 comentarios

Sin categoría

No sólo de jamones de bellota vive el hombre en Cumbres Mayores. Dicen que hubo una época – la Mezozoica- que existieron dinosaurios y los morcones de lomo.

Pero en el caso del Morcón de lomo aún está por llegar el meteorito que los arrase. Es cierto que es un producto con un recorrido comercial cada día más corto. El público no lo conoce. Aunque cierto es que quien lo conoce lo ama. Pero por tosco y antiguo que parezca, nos declaramos amantes del morcón de lomo, ese embutido de otro tiempo que hace que el presente nos recuerde nuestro pasado.

02-morcon-corte-gc

Se trata de un embutido con un estilo ciertamente más tosco que el resto de la familia. Y que es “difícil de  mirar”. Antiguo. Feo. De otro tiempo. Y con un nombre poco marketiniano, por decirlo suavemente. Pero es un auténtico producto “delic”: exquisito, peculiar, raro de encontrar. Ese tipo de productos arcaicos que nos recuerda que nuestro presente, nuestra forma de hacer las cosas se remonta más allá de lo que recordamos. Y pervivirán sobre nosotros.

Como ese eslabón que somos nos negamos a perder la esencia. Y parte de la esencia reside en este peculiar embutido, cercano al chorizo. El morcón toma el nombre de dos partes: una, del tipo de tripa que se usa, también llama “el ciego”; y dos -de lomo- del tipo de carnes que eleva su categoría frente al pariente cercano, el chorizo cular. Se adoba con pimentón y sal. Y se usan carnes seleccionadas de la presa, el lomo y carnes magras de mayor calidad.

Es una pieza muy longeva, de forma cilíndrica (como una “bola”, como lo llaman en algunas latitudes) e irregular debido a su atado a mano de manera circular, genera un corte muy elegante, amplio y oscuro en el que se ven claramente los distintos tipos de carnes utilizadas para su elaboración. De sabor profundo e intenso, gana en persistencia y elegancia con la maduración. Tarda en curarse casi seis meses y es una joya gastronómica que resiste a su extinción.

Puedes ver más en su ficha de producto aquí.

Con nosotros siempre tendrá un sitio. En Gabriel Castaño seguimos haciendo una pequeña cantidad de ellos cada año. Y éstos son algunos ejemplos de los que están terminando de curar este año:

IMG-20150514-WA0005

IMG-20150514-WA0003

IMG-20150514-WA0000

Larga vida al morcón.

Tags: , , , , , ,

6 Comentarios

  1. Felipe says:

    Gracias por el post. Nunca lo he probado porque nunca he reparado en él. Lo buscaré en las charcuterías de Guadalajara y lo probaré. Seguid por favor con estos posts que nos ayudan a aquellos que no somos expertos, pero disfrutamos de los productos. Gracias!!!!

    • Gabriel Castaño says:

      Gracias, Felipe.
      Búscalo y pruébalo. Y si es nuestro, tanto mejor. Seguiremos informando,:-). Gracias por tus ánimos.

  2. Dolores says:

    Magnifico articulo….y qué decir del producto….El morcón y de Gabriel Castaño..es lo mejor y mas autentico que comí nunca en embutido….me recuerda a cocina antigua….a alacena y a madre…enhorabuena familia….

    • Gabriel Castaño says:

      Gracias, Dolores. Antiguo, pero existe. Seguiremos apostando por él sólo por comentarios como éste.

  3. Anton says:

    Me encanta lo de morconsaurio! Yo si he tenido la suerte de probar uno de los vuestros y es de las cosas más ricas que he comido. Me encantaría saber un poco más de los lomitos (creó que se llaman así) por si te hacen falta ideas para otro post. Muchas gracias!

    • Gabriel Castaño says:

      Gracias, Antón. Y sabemos que te gustó porque no es la primera vez que lo dices.
      Gracias por tu sugerencia. Anotamos la idea para ese otro post y lo haremos.
      Saludos

Dejar un comentario



Dejar una respuesta a Dolores Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Últimos posts

Categorías